Project Description

Curso «Aprendamos a Orar»

La parroquia ofrece este curso destinado a personas que quieran iniciarse en la vida de oración o revitalizar la que ya tienen.

Consta de 8 sesiones con periodicidad semanal.
Casa sesión se divide en dos partes:

  • Una en la que se profundizará en el libro «Quedaos aquí y velad conmigo» y
  • Oración dirigida.

Testimonios

El curso «Aprendamos a orar» finalizó el pasado 30 de noviembre con la revisión y puesta en común sobre el mismo, con una valoración muy positiva.
Los dos principales frutos que señalaron los participantes en esta puesta en común fueron:
Ha facilitado el contenido de la oración; ayudado a tener más claro qué rezar dispersándose menos, y aprendiendo a rezar.
Han descubierto y aprendido a meditar la Palabra de Dios lo cual es valorado como muy importante para ellos.
Estos eran mis principales objetivos del curso, así que me llena de gozo y doy inmensas gracias  a Dios, que ha querido mejorar la oración y por tanto la unión con Él de estas personas por medio del curso.
También agradezco a nuestro querido Párroco su interés y empuje para llevar a cabo el curso.
Bárbara
Leí el libro de Bárbara este verano, “Quedaos aquí y velad conmigo”, y sentí la necesidad de releerlo, me había quedado con ganas de más. Cuando supe que iba a dar un curso de oración basado en el libro, no lo dudé, me apunté creo que de los primeros. Y verdaderamente ha superado mis expectativas, porque en mi caso particular, había ido aprendiendo a orar orando, de una manera intuitiva.
El curso de Bárbara y su libro recogen de manera muy pedagógica todo lo que hay que saber para orar, para comunicarse con Dios.
Además la metodología es muy eficaz, porque después de la parte teórica, se plasma en cada sesión con un rato de oración ante el Señor Jesús en el Sagrario. De esa forma tan sencilla hemos adquirido hábitos que sin duda perdurarán en adelante.
Estoy muy agradecido a la Parroquia y a Bárbara en especial, que ha sacrificado su tiempo en provecho nuestro, transmitiéndonos sus conocimientos y experiencia e instruyéndonos de una manera tan delicada y fervorosa que sólo puede venir del Señor y de la mano de María. Gracias gracias y gracias.
José Luis
Valoramos este curso de Introducción a la vida de oración «Quedaos aquí y velad conmigo» muy positivamente. Para nosotros ha supuesto un muy buen aprendizaje a la hora de ponernos en presencia de Dios y mejorar nuestra forma de orar y meditar la palabra y nos ha sido muy útil para nuestra oración personal una vez finalizado el curso.
Muchas gracias Bárbara por tu generosidad, por tu tiempo y por el ejemplo de fe y amor a Dios y a la Virgen María que nos has dado y por enseñarnos a orar.
Agradecemos también a la parroquia por la organización de este curso y animamos a más personas a que se unan y participen de él para mayor Gloria de Dios.
Mariano y Mª Jesús

A mí el curso me ha acercado más a Jesús y a María.

Mercedes

Un curso preparado e impartido con mucho amor y que me ha ayudado a comunicarme mejor con el Señor.

Muy hermoso.

Gracias.

Mª Ángeles
Doy gracias a la parroquia de S. Juan de la Cruz y a Bárbara por haber organizado este curso de oración.
El título del libro invitaba a leerlo y posteriormente a seguir el curso con prácticas ante el Sagrario, lo mejor !!! sin menospreciar la teoría.
A «orar se aprende orando» pero más y mejor si tienes una «maestra»( los apóstoles tuvieron Maestro).
Me ha ayudado mucho el método para hacer Adoración Eucarística, por eso tendré el libro a mano para recordar y poner en práctica lo que he aprendido.
Y sobre todo a perseverar y perseverar hasta conseguir tener una relación personal con Dios nuestro Padre, con Jesús nuestro Salvador y con el Espíritu Santo nuestro Iluminador.
Carmen

Hablar con Dios no se limita a rezar, hay que leer y meditar.

Carmen

Un enfoque profundo para una oración más plena, especialmente meditando la Palabra. De lo teórico a lo práctico en una cuidada combinación.

Ángel
Destacaría del curso primeramente ser conscientes de a quién nos vamos a dirigir, pedir que nos permita ponernos en su presencia y las formas que tenemos para dirigirnos al Señor, por mediación de los tipos de oración: adoración, acción de gracias, petición, intercesión y reparación. Todas estas oraciones el Señor , que es tan bueno y sabio (para que no pensemos nosotros mucho y para asegurarnos que le van a agradar), nos la deja en la liturgia de las horas.
Principalmente la idea de ir a hablar de amor, no de otras cosas, ni pasar un buen rato, hablar de amor, ya es cautivador. Y no con cualquiera, por muy interesante que sea, sino con Alguien que sabes que te ama incondicionalmente, que te acepta como eres, te perdona, que te acoge, te protege  y te guía. Te lo dice cuando tú lo buscas y te escondes con Él en la oración, y con su palabra, con la brisa suave de su Espíritu te interpela  y abraza en esa intimidad.
Que importante ha sido para mí tomar consciencia de que la palabra de Dios es viva y eficaz, distinguirla por encima de un montón de relatos bellos y morales, y ponerte en su presencia bajo su mirada
Rafael

Contacto

BárbaraResponsable del Curso
Tel.:  690 660 877

¿Quieres más información?

Si quieres más información